Kokedamas con fibra de coco: guia para hacerlas

Las kokedamas nacieron hace 500 años como una humilde respuesta a la técnica del bonsái, que llegó de China y practicaban exclusivamente los nobles y los monjes Zen, quienes veían en estos paisajes miniatura un símbolo de eternidad y conexión con el Universo.

 

El gusto por estos paisajes en miniatura no era exclusivo de las clases más pudientes. Las personas humildes de Japón crearon su propia versión encerrando las raíces de helechos y arbustos en pequeñas bolas de musgo. Pronto la práctica se extendió por todo el país y en cada hogar tenían al menos una kokedama colgando del techo o reposando sobre un plato de barro.

A partir de 1990 la técnica de las kokedamas se esparció por todo el mundo. Las personas le tomaron tanto cariño que ya no sólo usaron helechos y arbustos, sino cualquier planta de sombra que tuvieran a la mano.

Lo que necesitamos para hacer una kokedamas

 

kokedamas

– Planta pequeña * Recomendamos las de sombra, pues como la tierra de la kokedama no está protegida, el sol la puede secar y podría asfixiar las raíces.

– Sustrato *Existe un sustrato especial para bonsái, pero es muy difícil de conseguir en la ciudad. La mezcla de tierra y hojas para las macetas es un buen remplazo.

– Grava fina o tezontle

– Agua

– Henequén (solo para quien quiera colgar sus kokedamas)

– Un plástico o pedazo de tela

Cómo armar las kokedamas

kokedamas

kokedamas

Lo primero es mezclar una parte de grava por dos de sustrato y agregar agua hasta tener un lodo lo suficientemente húmedo como para hacer con él una bolita. La cantidad de sustrato y grava depende del tamaño de la planta y su raíz.

kokedamas

kokedamas

Después hay que hacer un hueco en medio de la esfera de lodo del tamaño de las raíces. Luego hay que cubrirlas sin apretar demasiado la tierra pues las raíces podrían romperse o quedarse sin espacio para crecer.

*Si la planta ya tiene tierra, sólo hay que rodearla con un poco más de tierra para darle la forma de esfera.

kokedamas

Para cubrir la tierra de las kokedamas y mantenerlas húmedas por más tiempo, hay que forrarlas con una capa de fibra de coco. Nosotros hicimos la placa de fibra sobre una bolsa de plástico de un tamaño suficiente para cubrir la bolita de lodo; luego le dimos forma con las manos con cuidado de no apretar demasiado.

La técnica japonesa original utilizaba musgo para cubrir las kokedamas, pero su extracción afectaba a la biodiversidad de los bosques, así que la fibra de coco se popularizó como un material más sustentable.

kokedamas

Una vez que la fibra de coco cubra la esfera de lodo, hay que asegurar con hilo. Lo más importante es asegurarse de que la fibra quede bien adherida a la tierra y no haya pedazos sueltos.

kokedamas

Cuando el hilo esté en su lugar, sólo hay que girar la base de la kokedama sobre una mesa para que no pierda la forma esférica.

Riego

Cuidados del kokedama: riego

Los kokedamas se riegan por inmersión, es decir, se sumerge la bola en un cuenco con agua. Usa, siempre que sea posible, agua no clorada.

La frecuencia de riego depende de la estación del año y de las necesidades de cada planta (consulta la ficha si es uno de nuestros kokedamas). En términos generales:

  • Primavera/verano: 3 o 4 veces por semana.
  • Otoño/invierno: 1 o 2 veces por semana.

Sigue los siguientes pasos para regar tu kokedama:

  1. Sumerge la bola de musgo en un cuenco con agua hasta cubrirla y espera unos 5-10 minutos o hasta que dejen de salir burbujas.
  2. Deja escurrir la bola hasta que no gotee (o apóyala delicadamente sobre una bayeta).
  3. ¡Ya puedes volver a colocar tu kokedama!

 

About Author /

Start typing and press Enter to search

ES_ES